El nacimiento



Los Chorros: el nacimiento del río Mundo

Existe un lugar escondido en la provincia de Albacete que hace que la idea de esa planicie seca y árida que tenemos de Castilla La Mancha se nos quite de la cabeza. Un lugar donde el inicio de la primavera trae un reventón de agua en forma de cascada que baja en picado desde la oquedad de una cueva situada a más de 80 metros de altitud.

La cueva de los Chorros, como así se llama, tiene más de 50 km explorados, aunque se cree que posee casi el doble. En sus entrañas nace el río Mundo, río que da vida a todo un parque natural, el de los Calares del Mundo y la Sima, ubicado en los términos municipales de Cotillas, Molinicos, Riópar, Vianos Villaverde del Guadalimar y Yeste.

Unos pasos adentro de la senda que comienza desde la explanada, nos adentramos hacia las pasarelas. Desde ellas disfrutaremos en primera plana de la majestuosa cascada, a la vez que nos encontramos inmersos en un entorno verde proporcionado por pinares, tejos, acebos y muchas otras especies de vegetación. Desde aquí también podrás observar las calderetas, o pozas que se van formando pared arriba, las cuales también dan nombre a este lugar.

Para aquellos que quieran adentrarse aún más, existe un sendero que nos brinda la oportunidad de subir hasta la misma cueva de los Chorros. Este no es accesible para todos y de hecho solo tendrás oportunidad de visitarlo de la mano de expertos de la zona.

La ruta tiene una duración de tan solo 1 hora y 30 minutos, pero la dificultad que aguarda es alta. Tendrás que enfrentarte a un desnivel continuo de más de 320 metros, por lo que deberás de coger bastante aliento al inicio.

Una vez arriba, el imponente paisaje que se abre ante tus ojos te dejará con la boca abierta: ante tí toda la sierra de Alcaraz y detrás de ti la enorme boca de la cueva.

El Calar del Mundo es el segundo lugar con mayor densidad de dolinas de toda la península, con al menos 960 contabilizadas.

Además, en el Parque encontrarás un karst vivo, con cuevas, simas, cañones, dolinas, circos y lapiaces, todos ellos provocados por la erosión y corrosión del agua con el terreno, que han ido formando estas espectaculares cavidades desde hace tiempo y aún siguen haciéndolo.

El principal atractivo turístico del año en la zona es el conocido como el fenómeno del Reventón. El deshielo que trae el comienzo de la primavera hace que la nieve y el agua que se filtra y acumula en el interior aumente con la presión y subida de la temperatura. Esto hace que el caudal pase de 50 l/s hasta 8000 l/s; rociando en los días más caudalosos con una especie de lluvia muy fina a todo el entorno provocando un momento mágico.

Tierra de cavidades: el paraíso espeleológico

La más importante del sur de España y la octava más extensa de la península es la cueva de los Chorros. Todo un complejo con más de 85 cavidades subterráneas y casi 50 kilómetros exploradas por espeleólogos expertos.

En los Chorros, el agua se abre en un gran paredón vertical que cierra en semicírculo el valle. Es aquí donde nace el río Mundo.

El Parque Natural Los Calares del río Mundo y de la Sima es un lugar perfecto para la realización de actividades de ocio y deportivas, relacionadas con la naturaleza, como el senderismo, la escalada o el trekking, pero la experiencia que destaca en esta zona es, sin duda, la espeleología o, lo que es lo mismo, la exploración de cuevas. Te dejamos las 3 cavidades del Parque que no te puedes perder:

#1 Cueva de los Chorros

El calar esconde el tesoro de la vida, el agua que se va filtrando entre grietas y fisuras aguarda en los Chorros, con una impresionante escena de vida. Merece la pena una visita guiada por expertos.

¡Reserva!

#2 La Cueva del Farallón

Muy cerca de la entrada a la cueva de los Chorros, justo en la otra ladera, es conocida en la zona como “La Bonita”. Impresiona por la cantidad de formaciones que atesora.

¡Reserva!

#3 Cueva de la Pedorrilla

No está conectada con los Chorros pero sí forma parte del mismo sistema. Con 6 kilómetros de recorrido, es una excelente opción para descubrir las cavidades ocultas en la zona del río Mundo.

¡Reserva!